ROMPIENDO PALITOS: La salida del Reino Unido de la Unión Europea

Por: Jonathan Quevedo Tello (*)

brexit-web

Con 51.9% a favor, el voto a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea – más conocido como Brexit – ha triunfado por sobre aquellos que abogaban por la permanencia del Estado Británico dentro de la organización internacional, y este panorama lo describe una palabra: incertidumbre.

Dicha incertidumbre nace en el hecho que desde el establecimiento de la Unión Europea en 1993, ningún estado había planteado seriamente la posibilidad de salirse de la Unión Europea; dado que ello implicaba darle la espalda a un proceso de integración seguido desde el 9 de mayo de 1950, cuando el Ministro Francés de Relaciones Exteriores Robert Schuman realizó la Declaración Schuman.

Comencemos por analizar el por qué los británicos desearían apartarse de la Unión Europea.

En cuanto al aspecto legal, la mayoría de argumentos indican que muchos británicos consideran a la Unión Europea como amenaza a la soberanía británica; en tanto que en las pasadas décadas, la serie de tratados de la Unión Europea ha desplazado gran parte del poder individual de los Estados a la burocracia central europea en Bruselas, siendo así que en aspectos importantes como la agricultura, las leyes de patentes, e incluso en las políticas de competencia, las leyes de la Unión se imponen sobre las leyes británicos.

Éste es el principal argumento de aquellos que apuestan por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, a lo que se suma el hecho que los votantes británicos no tienen injerencia directa en la elección de la Comisión Europea, y aunque los líderes del Gobierno Británico tienen influencia en elegir a los miembros de dicha Comisión, ninguno de estos últimos se siente responsable hacia el gobierno británico o los representantes británicos en el Parlamento Europeo. Asimismo, muchos británicos acusan que las regulaciones europeas “estrangulan” al Reino Unido.

En el plano económico, para los euroescépticos, el euro ha sido un desastre monetario, hecho evidenciado a raíz de la recesión y crisis económica iniciada en 2008, la cual golpeó de forma severa a los países que compartían el euro como moneda común, resaltando los casos de España y Grecia, los cuales aún siguen afrontando las consecuencias de dicha recesión. Muchos sostienen que para un adecuado funcionamiento del euro, se requiere una política fiscal y tributaria más profunda, lo cual es contrario a los intereses del Reino Unido. En esa misma línea, los británicos rechazan el envió de fondos que hace Reino Unido a la Unión Europea, y muchos consideran que sería mucho mejor si el país simplemente se queda con esos fondos y los administra a su manera.

En el aspecto político, muchos señalan que la Unión Europea es antidemocrática, ya que otorga demasiado poder a las corporaciones élite y evita que la izquierda británica haga cambios significativos. Éstas críticas a su vez, se suman a aquellas que hacen contra organizaciones e instituciones como la Organización Mundial de Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Finalmente, en el aspecto social, los argumentos se orientan hacia el tema de la inmigración. Las leyes de la Unión Europea garantizan que los ciudadanos de un Estado Parte de la organización puedan viajar, vivir y trabajar libremente en cualquier otro país de la Unión. Esto ha causado un severo impacto en la inmigración hacia el Reino Unido, ya que a raíz de la crisis del 2008, trabajadores de países con economías menos favorables como Irlanda, Lituania, Italia, Polonia o Rumania han migrado al Reino Unido en busca de trabajo; lo cual ha dado argumentos a los partidos anti-inmigración para señalar que el flujo de migrantes ha reducido la tasa de empleo de la población británica nativa.

En tal sentido, los británicos señalan que una salida de la Unión podría permitirles el establecer leyes migratorias más selectivas, admitiendo solamente inmigrantes que puedan aportar “reales beneficios al país” y que puedan integrarse bien a la cultura británica, es decir, admitir más doctores e ingenieros que hablen inglés fluidamente, en lugar de trabajadores poco capacitados y con poco o nulo dominio del inglés.

¿QUÉ SIGUE AHORA?

Con la respuesta afirmativa al Brexit, queda por ver cuáles serían las posibilidades a futuro para el Reino Unido, y para toda la Unión Europea en general.

Si bien las consecuencias legales del Brexit aún no se sienten puesto que la sola consulta al pueblo acerca de la permanencia no basta, corresponde ahora que el Gobierno Británico informe debidamente a la Comisión Europea y al Consejo Europeo acerca de los resultados, si es que lo considera oportuno, ya que tampoco el Gobierno está jurídicamente obligado a ello (1).

Recordemos que el artículo 50° del Tratado de la Unión Europea establece el proceso para la retirada de un Estado Miembro de la Unión Europea, y éste artículo exige que el Estado Miembro notifique a la Unión de su retiro y obligue a la Unión a negociar un acuerdo de retiro con dicho estado (2). En ese sentido, y en el mejor escenario, Reino Unido será capaz de negociar el acceso al mercado común europeo, como es el caso de Noruega. Sin embargo, para ello, el Gobierno Británico tendría que hacer algunas concesiones favorables a la Unión Europea. Así, una vez que el Reino Unido invoque el artículo 50, tendrá dos años en los cuales negociar un nuevo tratado con la Unión Europea que reemplace los términos de la membresía (3). Dichas negociaciones deberán incluir temas tales como tarifas comerciales, migración, y la regulación de todo, desde los autos hasta la agricultura.

Sin duda alguna, el Brexit pondrá al Reino Unido en un estado de recesión. El primer síntoma de ello, es una “explosión de volatilidad” para este viernes en la mañana, mientras los mercados procesan las implicancias del Brexit. Asimismo, la libra esterlina ha caído un 10% de su valor respecto al dólar, el más bajo desde 1985 (4), lo cual ha afectado, como primero sector, al comercio electrónico británico o “e-commerce”, siendo la plataforma virtual Amazon UK y Apsos los más afectados hasta ahora, donde han llegado a vender sus productos hasta un 10% más baratos (5). Sin embargo, otros medios señalan que la libra esterlina podría llegar a caer hasta un 20% (6).

Seguidamente, según el secretario del Tesoro George Osborne, se crearía un agujero fiscal de hasta 47 000 millones de libras, lo cual implicaría subir impuestos y austeridad, medidas que consistirían en recortar el presupuesto nacional en salud en 2500 millones de libras, el de defensa y educación en 1200 millones cada uno, subir el impuesto a la renta un 10%, subir el impuesto a las sucesiones y las tasas de gasolina y alcohol un 5%.

En el tema de inversiones, la incertidumbre que genera esta situación sin precedentes pone en riesgo las mismas en territorio británico, ya que según un sondeo de Ernst & Young solo 36% de las grandes multinacionales creen que el Reino Unido será un destino más atractivo si sale de la Unión. Asimismo, esto afectará los ingresos familiares, los cuales se verían reducidos hasta un 3.4%. Asimismo, se prevén problemas en el sector aeronáutico e inmobiliario.

Sin embargo, uno de los sectores más afectados es también el sector social, especialmente en trabajo y pensiones. En materia pensionaria, el secretario del Tesoro George Osborne señaló que la salida de la Unión disminuirá el valor de las pensiones, en el peor escenario, en unos 300 000 millones de libras, y en el mejor de ellos, en 170 000 millones. En el aspecto laboral, la salida del Reino Unido deja a alrededor de 3 millones de trabajadores extranjeros en territorio británico a la deriva, lo mismo que a 1.2 millones de ciudadanos británicos que viven y laboran en otros países de la Unión (7). Un ejemplo claro de ello es el caso de los jugadores de la Premier League británica, donde 400 jugadores de fútbol perderían sus derechos a jugar en Reino Unido, los cuales son amparados por las leyes comunitarias de la Unión.

En el aspecto político, los principales vencedores del Brexit son los partidos ultraderechistas, eurófobos y anti-inmigracionistas. En el territorio británico, el gran ganador es el Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP por sus siglas en inglés) liderado por Nigel Farage. Esto a su vez podría generar un efecto dominó en muchos estados europeos que, envalentonados con la victoria del Brexit, podrían impulsar campañas a favor de referéndums cuya finalidad sea dejar la Unión, movimientos que son liderados en Francia por Marine Le Pen, en Holanda por Geert Wilders, en Italia por Matteo Salvini, en Austria por Heinz Christian Strache y en Alemania por Markus Pretzell, pudendo conllevar al eventual colapso de la Unión (8).

Asimismo, la propia integridad política del Reino Unido se vería amenazada con el Brexit, ya que dos de los cuatro Estados que conforman el Reino han votado mayoritariamente por el “Sí” a la Unión, y estos son Escocia e Irlanda del Norte (9). La Primera Ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ha señalado que Escocia ve su futuro como parte de la Unión Europea, señalando que es “democráticamente inaceptable sacarnos de la UE contra nuestra voluntad”, indicando además que la posibilidad de un segundo referéndum sobre la independencia está sobre la mesa, ya que en Escocia el voto a favor del “remain” fue de un abrumador 62%. Por otro lado, en Irlanda del Norte, el respaldo a la permanencia en la Unión ha provocado un llamado por parte del Viceministro Martín McGuiness a una votación sobre la reunificación de Irlanda, ya que considera que “el gobierno británico ya no tiene mandato democrático para representar los puntos de vista del Norte en cualquier negociación futura con la Unión Europea”. En Irlanda del Norte, en “remain” ganó con un 55% (10).

CONFLICTO INTERGENERACIONAL. EL FACTOR JOVEN DENTRO DEL BREXIT.-

 Sin duda uno de los sectores más afectados por el Brexit ha sido la juventud británica, ya que los ciudadanos jóvenes del Reino Unido han votado en su mayoría por el “Sí” a la Unión.

Según la encuestadora británica “YouGov”, el 64% de los votantes entre 25-29 años votó a favor del “remain”, mientras que el 61% de los votantes entre 30-34 años votaron también a favor del “remain”. Asimismo, los menores de 44 años eran en mayoría partidarios de quedarse, pero al final el Brexit se impuso por los votos de los votantes de 45 años o más (11).

Muchos jóvenes británicos manifestaron su furia y pesar a través de las redes sociales, donde deploran el hecho de que su futuro haya sido arruinado y arrebatado por las decisiones de sus padres, tíos y abuelos, privándoles del derecho a vivir y trabajar en otros 27 países, con la consecuente pérdida de oportunidades, amistades y matrimonios, tal como señala un comentario que se ha hecho viral en twitter (12).

El Brexit sin duda ha abierto una brecha generacional tremenda en el Reino Unido, lo cual podría en mi opinión ocasionar, a la larga, una juventud descontenta y contraria a un gobierno británico que sienten no inclusivo ni representativo.

Otro sector estrechamente ligado a la juventud que se siente afectado por el Brexit es el sector científico y académico. Ya más de 150 científicos, entre ellos los reputados Stephen Hawking y el Premio Nobel Peter Higgs han advertido que el Brexit sería un desastre para la ciencia y las universidades, ya que el Reino Unido, después de Alemania, es el segundo más grande receptor de fondos de la Unión para investigación, siendo más lo recibido (8800 millones de euros) que lo aportado (5400 millones de euros). En esa misma línea, la Universidad de Cambridge, a través de su Vicerrectora Leszek Borysiewics, ha dado la voz de alarma, ya que 17% de su financiación para investigación proviene de fondos europeos, mientras que el 25% de su personal y uno de cada seis estudiantes son extranjeros. En esa misma línea se han pronunciado las autoridades de la Universidad de Exeter y del University College de Londres. (13)

AMÉRICA Y EL BREXIT ¿QUÉ SUCEDERÁ AL OTRO LADO DEL ATLÁNTICO?

 Aunque los efectos del Brexit son mucho más importantes y decisivos para Europa y el Reino Unido, sus efectos se dejaran sentir al otro lado del Atlántico, ya que afectará podría afectar desde la economía, hasta la política misma de los países americanos.

Al ser el Reino Unido la quinta economía más grande del mundo y uno de sus principales socios comerciales, indudablemente el Brexit afectará a la economía estadounidense, hecho que fue palpable con el retroceso de más de 500 puntos de la Bolsa de Wall Street a causa de la caída de la libra (14). Otro punto importante para los estadounidenses es la estabilidad de Europa, ya que el efecto dominó que se puede desatar a raíz del Brexit pone a Estados Unidos en la condición de tener que lidiar con una Europa volátil e inestable. Asimismo, a pesar de las declaraciones del Presidente Barack Obama de que las relaciones especiales entre Estados Unidos y Reino Unido perdurarán, indudablemente habrá cambios que forzarán al país norteamericano a definir sus prioridades con respecto a Europa, ya que el presidente de dicho país ha señalado que, de producirse el Brexit, el Reino Unido pasaría “al final de la fila” con respecto a relaciones comerciales entre los británicos y los estadounidenses, lo cual deja claro que la prioridad para Washington será un acuerdo con lo que resta de la Unión. En esa misma línea, la Casa Blanca deberá reforzar sus relaciones diplomáticas con otros estados de la Unión, como Alemania o Francia, para poder mantener la relativa influencia que ejercía en Europa a través del Reino Unido (15).

En lo que respecta a Latinoamérica, el impacto del Brexit, si bien se hará sentir, éste se verá limitado y dependerá de cada país en concreto, ya que el peso económico del Reino Unido en la región es muy limitado, y por tanto el Brexit no presenta una amenaza existencial para las economías latinoamericanas.

Los países más afectados serían aquellos que presentan niveles más elevados de exportaciones hacia el Reino Unido, que de todas formas no representan montos importantes. En el caso de Colombia, las exportaciones hacia Reino Unido sólo representan el 2.5% del total, en caso de Brasil es del 1.7% y en el caso de México es de mucho menos de 0.65%.

Lo que sí podría resultar importante sería la necesidad de renegociar nuevos tratados comerciales bilaterales para aquellos estados que tienen relaciones comerciales con la Unión Europea, como es el caso de México, Colombia y Perú, si es que dichos países están interesados en mantener preferencias comerciales recíprocas con el Reino Unido. En ese sentido, para las economías latinoamericanas, es mucho más atractivo buscar acuerdos de libre comercio con la Unión que con el relativamente menor mercado británico (16).

En el caso del Perú, nuestro país deberá considerar si es conveniente para nosotros el renegociar y mantener un acuerdo comercial bilateral con el Reino Unido. Asimismo, los efectos ya se han sentido en nuestro país, puesto que la Bolsa de Valores de Lima ha caído en 1.52%, aunque esto es considerado parte del efecto contagio, y que la Bolsa se irá normalizando. Con respecto al tipo de cambio, el dólar se verá fortalecido en nuestro país con respecto al euro o a la libra sin embargo las relaciones con el sol se mantendrán básicamente estables (17).

En lo que respecta a exportaciones, las mismas ascienden a 1.5%, y serían el principal sector afectado, ya que una crisis en Europa reduciría el monto de nuestras importaciones hacia ese territorio, aunque sus efectos no serían tan drásticos a largo plazo, ya que los socios comerciales claves del Perú son Estados Unidos y China. Sin embargo, un sector que sí se verá claramente afectado es el sector de las inversiones, ya que 18% de las inversiones de capital extranjero en el Perú son británicas.

Sin duda alguna, la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha puesto al mundo en la incertidumbre total, ya que representa el primer gran fracaso del plan de integración interestatal más grande y ambicioso del mundo y pone en tela de juicio la credibilidad y eficacia de los procesos de integración a lo largo del mundo, siendo el caso específico de Latinoamérica el UNASUR, haciendo que nos cuestionemos la real eficacia de un proceso de integración, y si éstos pueden ser benéficos para los Estados.

La salida del Reino Unido es sin duda un precedente negativo para cualquier esfuerzo de integración interestatal, además de agudizar la crisis económica, política y social de todo el continente europeo, a lo cual se suman los fuertes sentimientos anti-inmigración y xenófobos de los distintos estados europeos, los cuales sin duda se verán acentuados a raíz del Brexit.

La pregunta final que queda por hacerse es ¿vale la pena someterse a una crisis económica y a una recesión a cambio de mayor autonomía, soberanía y control sobre las fronteras? Sólo el tiempo dirá si el día 23 de junio de 2016 los británicos estuvieron realmente en lo correcto al votar a favor del Brexit.


(*) Estudiante de intercambio de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Miembro voluntario de la Comisión de Publicaciones de Ius Inter Gentes.

[1] SUANZES, Pablo R. ¿Qué ocurrirá en la UE tras el Sí del Reino Unido al Brexit? Diario “El Mundo”. En: http://www.elmundo.es/internacional/2016/06/22/576960e2468aeb44568b456f.html

[2] LEE, Timothy B. What happens when Britain leaves the UE. Portal Vox. Enlace Original: http://www.vox.com/2016/6/23/12021222/brexit-what-happens-next  Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[3]Ídem.

[4] Brexit: La libra esterlina cae a sus niveles más bajos desde 1985y las acciones se desploman. BBC Mundo. En: http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-36616058 Consulta realizada el 24 d junio de 2016.

[5] VILLAÉCIJA, Raquel; ASIAÍN, Irene; ACEITUNO, Gema. El desplome de la libra bloquea el “e-commerce” británico. Diario “El Mundo”. En: http://www.elmundo.es/economia/2016/06/24/576d1c3a22601d69378b45fa.html. Consulta realizada el 24 d junio de 2016.

[6] FRESNEDA, Carlos; SUANZES, Pablo R.; RIONEGRO, María; MUNERA, Isabel; URRUTIA, César; SAMPEDRO; Gorka. Europa sin Reino Unido… y viceversa: Diez víctimas del “no” a la UE. Diario “El Mundo”. En: http://www.elmundo.es/economia/2016/06/19/5764298e22601d32498b45e5.html Consulta realizada el 24 d junio de 2016.

[7] Ídem.

[8] CARBAJOSA, Ana. El “no” británico impulsa a los eurófobos europeos. Diario “El País”. En: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/06/24/actualidad/1466747683_421802.html. Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[9] ARMSTRONG, Paul. Tras el voto del Brexit, emerge un Reino Unido profundamente dividido. CNN en español. En: http://cnnespanol.cnn.com/2016/06/24/tras-el-voto-del-brexit-emerge-un-reino-unido-profundamente-dividido/ Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[10] FRESNEDA, Carlos; VELASCO, Irene. Gana el Brexit: Reino Unido decide abandonar la Unión Europea. Diario “El Mundo”. En: http://www.elmundo.es/internacional/2016/06/23/576c25c7268e3ea6468b458a.html Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[11] KOTTASOVA, Ivanna. Nos han robado el futuro, dicen los millennials británicos tras el Brexit. CNN en español. En: http://cnnespanol.cnn.com/2016/06/24/nos-han-robado-el-futuro-dicen-los-millenials-britanicos-tras-el-brexit/ Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[12] NELSON, Libby. This comment perfectly explains why Brexit has left the UK’s young feeling so devastated. Portal Vox. En: http://www.vox.com/2016/6/24/12023544/brexit-uk-young-voters/in/11741053. Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[13] Ídem.

[14] CRISS, Doug. Cinco razones por las que a los estadounidenses les debe importar el Brexit. CNN en español. En: http://cnnespanol.cnn.com/2016/06/24/cinco-razones-por-las-que-a-los-estadounidenses-les-debe-importar-el-brexit/  Consulta realizada en 25 de junio 2016.

[15] Ídem.

[16] ¿Le conviene o no a América Latina el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea? BBC Mundo. En: http://www.bbc.com/mundo/noticias-36524120 Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

[17] TAIPE BALLENA, Abraham. Brexit y el Perú: ¿tendrá un efecto en nuestra economía? Diario “El Comercio”. En: http://elcomercio.pe/economia/peru/brexit-y-peru-tendra-efecto-nuestra-economia-noticia-1911847  Consulta realizada el 24 de junio de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s