Entrevista al Profesor Antonio Peña Jumpa

“En las comunidades Kandozi y Shapra lo que hay es indiferencia  de nuestras autoridades. Por datos oficiales, hay un 76% de adultos y un 12 a 20 % de niños contagiados de Hepatitis B. Es por ello que se trata de un asunto de emergencia” 

 20140604-fotografia_a__pena_jumpa.jpg

 Antonio Peña Jumpa

Docente del Departamento de Derecho de la PUCP. Ph.D en Leyes por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica).

__________________________________________________

Por: Willian Anderson Quiroz Morales miembro de la Comisión de Investigación.

En el marco del curso “Temas de Derecho Internacional Público” organizado por la Asociación Civil Ius Inter Gentes, el Profesor Antonio Peña Jumpa dictó la clase titulada: “Derecho a la salud desde una perspectiva internacional. Desastre y alternativas desde la experiencia de comunidades amazónicas y la Hepatitis B”. Al final de la misma, nos concedió una breve entrevista que reproducimos a continuación.

1. Se señala que el derecho de salud es un derecho en evolución ya que está en constante cambio debido a los sucesos y acontecimientos que se presentan en cada territorio. ¿Considera usted que pueden existir nuevos derechos (anexos a éste) como, por ejemplo, el derecho a la calefacción[1] (especialmente en zonas de temperatura fría)?

Interesante pregunta. Este tema no lo hemos tratado (en el curso) porque nos hemos concentrado en la problemática amazónica, proyectándonos en el derecho internacional respecto al derecho de salud pero, ciertamente, en los andes este tema es sumamente importante. Ahora, hablar de la evolución del derecho a la salud no creo que sea lo más conveniente, ya que existe el derecho a la salud desde el pasado solo que ahora se puede manifestar de distintas maneras y en distintos contextos. El derecho a la salud puede entenderse como un derecho único que se adapta a las circunstancias y que debe aplicarse de acuerdo a las mismas. En ese contexto, el derecho a la calefacción en las zonas andinas es una contribución a entender mejor el derecho de salud en esta parte del país. En los andes las temperaturas pueden ser de -10 o -20 grados centígrados en la época de helada lo que produce enfermedades y muertes de niños y de personas adultas mayores. Así, el derecho a la calefacción aparece como una posibilidad de materializar parte del derecho a la salud en estas zonas para evitar o prevenir las enfermedades y muertes de las personas, garantizando el funcionamiento del  sistema de salud en estos lugares.

2. ¿Cuáles considera que son los principales problemas o deficiencias en las comunidades Kandozi y Shapra[2]?

Como primer elemento, considero que en las comunidades Kandozi y Shapra lo que hay es una indiferencia de nuestras autoridades por entender lo grave que es la enfermedad de la Hepatitis B en la zona. Por datos oficiales, hay un 76% de adultos contagiados y un 12 a 20 % de niños contagiados. Es por ello que se trata de un asunto de emergencia.

El segundo elemento a tener en cuenta es que el sistema de salud del Estado no está preparado para atender este problema. Se carece de implementos, recursos y medios que hagan posibles que, por ejemplo, las vacunas lleguen al lugar y/o que una vez que lleguen se vacune a los recién nacidos para evitar que se propague el mal. Además, no hay un sistema de frio que haga posible que las vacunas permanezcan en buen estado durante todo el  periodo en el que se identifique el nacimiento de un niño/a (quienes requieren de tres dosis) y, por otro lado, no se cuenta con especialistas en las comunidades más cercanas (el Estado no ha provisto que lleguen médicos especializados). Asimismo, se atiende con medicinas no especializada para tratar el mal y en la zona no se ha desarrollado una forma de atención como sí es posible apreciar en hospitales de Lima. Por ello, considero que existe una gran discriminación en este caso, al haber diferencias en el compromiso de políticas públicas con estas zonas afectadas, al no destinarse recursos para sustentar un adecuado sistema de frio y también ante la falta de tratamientos y de médicos especialistas para tratar el mal.

3. Muy aparte de lo mencionado, ¿cuáles considera que son otros grandes retos que se tiene respecto al derecho a la salud en el país?

Nuestras autoridades tienen grandes retos respecto al Derecho a la Salud en nuestro país. Por ejemplo, es una buena medida haber recibido el derecho internacional pero es una aspiración todavía materializarlo. Y es que hay normas que el Estado peruano se ha comprometido desde hace muchos años a cumplir, como las contenidas en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) vigente desde 1978 en nuestro país y que aun no se materializa. Lo otro, es que en la Constitución Política del Perú se menciona el derecho a la salud pero tampoco se llega a materializar. Así, se presentan como grandes retos o compromisos la aplicación del derecho internacional y el derecho constitucional en muchas partes de nuestro país. El problema no es solo saber que no se atiende a todos los ciudadanos/as de ciudades grandes como Lima, Trujillo, Arequipa, Piura o Chiclayo, sino que tampoco se da cobertura en lugares alejados como el Datem del Marañón, Huancané, o los pueblos alejados de nuestros Andes y nuestra Amazonía. Todos esos lugares están esperando todavía que se materialice el derecho a la salud para el bien de los miembros de sus poblaciones.

4. Específicamente, ¿qué medidas se deben adoptar en el Perú para reducir el alto porcentaje de enfermedades profesionales que se presentan en las comunidades indígenas?

En las comunidades indígenas no necesariamente se propaga una enfermedad profesional – aunque la Hepatitis B en las comunidades Kandozi y Shapra pudo haber derivado del contacto con las exploraciones petroleras que ha habido en el lugar, según las hipótesis que se manejan- pero en principio es una enfermedad que pudo haberse dado por contagio de otras formas.

¿Cómo afrontarlo? Lo primero es superar nuestra indiferencia; en segundo lugar, que nuestras autoridades del Gobierno Central y Regional se preocupen en proveer, a los centros de salud, los recursos necesarios, preocuparse por la falta del sistema de frío y, finalmente, tener en cuenta que debe supervisarse a los médicos especialistas. Para esto último, es importante el derecho administrativo; ya que se tienen que revisar aquellas normas que impiden que haya una atención directa del ministerio de salud y gobierno regional para atacar el mal. Tiene que declararse en emergencia la zona y, además, debe modificarse las normas administrativas vinculadas al presupuesto para orientar parte de éste directamente a la enfermedad de la Hepatitis B.


[1] Para mayor información sobre este tema: Peña, Antonio. “El derecho a la calefacción en los Andes”. En: PuntoEdu. Opinión. Publicado el 3 de setiembre de 2013  [En línea] http://puntoedu.pucp.edu.pe/opinion/el-derecho-a-la-calefaccion-en-los-andes/

[2] La etnia Kandozi se asienta en un ecosistema de humedales conocido como El Abanico del Pastaza, en la provincia de Datem del Marañón, en Loreto. Allí viven gracias a la práctica de la pesca sostenible y a sus costumbres ancestrales. Mayor información: Peña Jumpa, Antonio y Ortiz Sánchez Iván. “Acción judicial desde la facultad de Derecho de la PUCP. Sentencias a favor de la comunidad Kandozi y Shapra para prevenir y atender la epidemia de la Hepatitis B”. [En línea] http://blog.pucp.edu.pe/blog/wp-content/uploads/sites/344/2014/06/20130506-sentencias_kandozi_y_shapra_pdf.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s