Reflexiones a propósito del Quinto Informe sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas

El 31 de marzo del presente año, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Intergovernmental Panel for Climate Change – IPCC), presentó en Yokohama, Japón, la segunda parte del Quinto Informe de Evaluación (AR5) elaborado por el Grupo de Trabajo II (GTII) que se centra en los impactos del cambio climático, vulnerabilidad y adaptación. El Quinto informe de evaluación está siendo publicado en cuatro partes durante los años 2013 y 2014. La primera parte denominada “Bases de ciencia física”, que fue publicada en septiembre de 2013, reafirmó que el cambio climático está ocurriendo, que está causado por las actividades humanas y que se está acelerando rápidamente.

El IPCC es una entidad creada en 1988 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para estudiar el fenómeno del cambio climático, y está compuesto por más de cien expertos, nombrados por gobiernos y organizaciones internacionales constituyendo el principal cuerpo científico a nivel mundial de valoración y evaluación sobre cambio climático. Los Informes de Evaluación elaborados por ésta entidad son publicados aproximadamente cada seis años, desde 1990.

El último aporte del IPCC señala que el mundo está poco preparado para afrontar una mayor incidencia de desastres naturales en el corto y mediano plazo, particularmente las sequías, inundaciones e incendios forestales. Las pruebas científicas que sostienen éstas previsiones son  cada vez más aplastantes y las evidencias, desde que se presentó el último informe en el 2007, se han incrementado notablemente. Lo más alarmante es que los efectos del cambio climático no son sólo a futuro sino que se pueden constatar en la actualidad, causando que aumente la temperatura y por lo tanto, las posibilidades de impactos graves e irreversibles en la agricultura, la salud humana, los ecosistemas, los océanos, y los medios de vida de las personas.

Se han detectado cinco ámbitos de mayor preocupación, entre éstos, las amenazas a sistemas únicos como el hielo del Ártico y las barreras de coral, los impactos sobre el mar y los sistemas de agua dulce. Con relación a nuestro país, se hace mención a algunas previsiones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) respecto a la seguridad alimentaria. Según el Informe, en el corto y mediano plazo, en Sudamérica y Centroamérica, los retos serán la escasez de agua en áreas semiáridas, la caída de la producción alimentaria y de su calidad, las inundaciones en zonas urbanas superpobladas y la propagación de enfermedades trasmitidas por mosquitos.

El Perú, considerando que es un país vulnerable al cambio climático, y la falta de sostenibilidad de las políticas de adaptación y mitigación que se han venido implementando, debe tomar con la mayor seriedad el último informe elaborado por el IPCC a fin de combatir los efectos del cambio climático. Asimismo, tomando en cuenta que en diciembre de este año, seremos sede de la COP 20 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, celebrada en Nueva York el 9 de mayo de 1992), el evento mundial más importante sobre cambio climático, es necesario iniciar un debate de las previsiones detectadas por el IPCC y realizar una movilización para enfrentar sus impactos antes de que sea demasiado tarde.

Sandra Lock Benavides

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s